¿Cuántos días corresponden por mudanza?

El traslado de residencia conlleva mover de sitio todos los enseres de la antigua casa a la nueva vivienda. Pero, mientras que los objetos de menor valor pueden ser trasladados sin complicaciones, el mobiliario requiere de un esfuerzo extra para ser transportado, y normalmente se suele recurrir a los servicios de una empresa especializada en mudanzas para llevar a cabo este traspaso de objetos.

Ahora bien, tal esfuerzo suele requerir de varias horas, e incluso el Estatuto de los Trabajadores recoge el derecho del trabajador de disponer de días por mudanza para que pueda coordinar el cambio de residencia. Pero, ¿cuántos días libres por mudanza establece el Estatuto de los Trabajadores? ¿Qué ocurre si los días de permiso por mudanza que constan en el convenio colectivo son otros? Te sacamos de dudas.

Cuántos días te corresponden por mudanza según el ET

El Estatuto de los Trabajadores establece que a cada trabajador le corresponde un día libre y remunerado para llevar a cabo la mudanza, pero sí es cierto que muchas empresas recogen en sus respectivos convenios días adicionales para sumar a ese día que por ley le corresponde a todo trabajador que se cambie de residencia.

Por tanto, si nos remitimos a los parámetros estrictamente legales, los días de mudanza por ley que le corresponden a un trabajador que se mude de casa es solamente uno. Pero hay que tener en cuenta que los convenios, con frecuencia, suman varios días libres, e incluso algunos dan la opción al trabajador de coger días de libre disposición o de asuntos propios que pueden ser empleados para llevar a cabo el traslado.

Es el artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores el que indica que “el trabajador asalariado tiene derecho a un día libre remunerado por mudanza”. En el artículo 37.3, en la disposición c), se especifica que “el trabajador, previo aviso y justificación, podrá ausentarse del trabajo, con derecho a remuneración, por alguno de los motivos y por el tiempo siguiente”, esclareciendo que se tiene derecho a “un día por traslado del domicilio habitual”.

Una buena estrategia para poder disfrutar de más días por mudanza es utilizarlo en un viernes, ya que así se une con el sábado y el domingo y permite disfrutar de más tiempo para organizar los enseres y descansar.

Es conveniente saber que el Estatuto de los Trabajadores no hace diferencias entre las mudanzas de corta y de larga distancia, y tampoco especifica que correspondan al trabajador más días libres por mudanza si esta requiere el traslado a otra provincia o comunidad autónoma.

El día libre y remunerado se otorga siempre que se refiera a un traslado de vivienda habitual, y no tiene en cuenta las mudanzas temporales por situaciones extraordinarias, como obras, fumigaciones o cualquier otra circunstancia que no sea definitiva. Sin embargo, algunos convenios sí pueden otorgar a los empleados días de mudanza en el trabajo por cualquiera de estas situaciones, ya que el Estatuto de los Trabajadores se queda algo cojo en lo que respecta a estos supuestos y se presta a ambigüedades.

Cómo justificar días de mudanza

Es posible que se dé el caso de que el convenio colectivo no recoja ninguna disposición adicional en lo referente a los días por mudanza y el empleado se vea en la necesidad de negociar con la empresa su situación.

Si no se cuenta con días de libre disposición ni de asuntos propios, una opción es utilizar algunos días libres de vacaciones al año y convertirlo en días de permiso por mudanza, restando el cómputo global de días de vacaciones anuales, aunque cada empresa puede negociar con sus empleados de la manera que estime más oportuna.

Por otro lado, es necesario justificar que se va a llevar a cabo una mudanza y esta debe avisarse con antelación en la empresa, tal y como especifica el Estatuto de los Trabajadores y como dicta la ética profesional. Además, cuanto antes puedas efectuar la comunicación, mucho mejor, ya que así la empresa puede organizarse y saber que los días de mudanza que te den en el trabajo no vas a poder prestar servicios en tu puesto habitual, lo que permite también cubrir con antelación el puesto en caso de que sea necesario.

En algunas empresas, sobre todo en las más grandes, puede requerirse algún tipo de documentación que acredite el cambio de domicilio, desde el contrato de la casa al certificado de empadronamiento.

¿Qué hacer si los días libres por mudanza del ET no coinciden con los del convenio?

Es normal que lo que dicte el convenio de la empresa no coincida con lo que se estipula en el Estatuto de los Trabajadores. En lo que respecta a esto, ten en cuenta que un convenio nunca podrá empeorar las condiciones del Estatuto de los Trabajadores (si esto sucediese, siempre prima este por encima de cualquier disposición que contravenga el convenio).

Por tanto, si surgen discrepancias en lo que respecta a los días de mudanza por ley, has de saber que lo que se incluye en el Estatuto de los Trabajadores son los acuerdos de mínimos, condiciones que no se pueden empeorar ni mediante convenio ni acuerdos internos de la empresa, ya que esta está obligada a cumplir con todas las disposiciones del ET.

Por tanto, el convenio de la empresa tiene una naturaleza distinta y solo puede servir para mejorar o ampliar lo estipulado en el Estatuto de los Trabajadores, incluyendo las disposiciones recogidas en cuanto a los días libres por mudanza.

Recomendaciones a la hora de planificar una mudanza

A grandes rasgos, si vas a mudarte y necesitas disponer de tu día o días de mudanza en el trabajo, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes consejos:

  • Cumple en todo momento con lo que el Estatuto de los Trabajadores o el convenio de la empresa estipule, teniendo en cuenta que este nunca puede empeorar o reducir la cuantía de días de permiso por mudanza de aquel.
  • Comunica a la empresa la intención de trasladarte de residencia habitual con la antelación suficiente (lo ideal son 15 días para cualquier comunicación relacionada con la falta o suspensión). De este modo, permitirás cuadrar la planificación de esa semana para que el funcionamiento normal de la empresa no se vea trastocado en tu ausencia.
  • Es fundamental además actuar de buena fe, en esta y en otras cuestiones, tanto si se trata de una empresa pequeña como de una grande. Es muy aconsejable que reúnas la documentación necesaria para acreditar la situación de traslado, incluso aunque no te lo pidan.
  • Trata de organizar la mudanza en fechas propicias, como inmediatamente antes o justo después del fin de semana para poder aprovechar mejor el día libre que te corresponde por el traslado. En caso de que tengas que negociar con la empresa días de permiso extra por mudanza, trata de organizarlo de manera que no te suponga un trastorno a ti ni a la empresa, y predisponte a acreditar la situación que justifica la necesidad de esos días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button