Cómo organizar una casa después de una mudanza

Las mudanzas no acaban cuando las cajas llegan a tu nuevo hogar. Echas la vista atrás desde que el periplo de cambiarte de casa dio comienzo y sí, has avanzado mucho, pero todavía queda el paso definitivo: instalarte. 

El cansancio de los días previos hace mella y te ves en tu nueva casa, rodeado de cajas que esperan ser abiertas y te abruma no saber por dónde comenzar. Tranquilo, es un sentimiento común que se experimenta en cualquier mudanza y al que, tarde o temprano, hay que enfrentarse. 

Organizar la casa antes de una mudanza es lo más recomendable para facilitar todo este proceso. En este sentido, lo mejor es comenzar por una buena limpieza de aquellas habitaciones que serán las más transitadas el primer día de tu llegada: dormitorio, baño y cocina. 

Si tienes la oportunidad de organizar la casa antes de la mudanza, no te olvides de valorar si quieres o no pintar las paredes. Será mucho más fácil abordar esta tarea antes de la llegada de todas tus cajas y, además, más gratificante, pues el día que llegue tu instalación definitiva tendrás la casa lista y como nueva.

Organizar la casa antes de la mudanza se plantea como la situación ideal, unos días que te permiten dejar tu nuevo hogar a punto para recibir todos tus muebles y objetos. Sin embargo, en muchos casos, no sucede así. 

Por ello, en este artículo hemos preparado una serie de útiles tips para abordar una situación diferente: ¿cómo organizar una casa después de mudanza? Una buena dosis de organización y otra buena cantidad de paciencia serán tus aliadas en esta tarea para garantizar que la llegada a tu nuevo hogar sea la experiencia ilusionante que debe ser. 

Quédate y descubre cómo organizar tu casa después de una mudanza sin morir en el intento

Lo primero, tu sitio de descanso

Algo que sí o sí harás el mismo día que llegues a tu nueva casa será dormir. Por ello, comenzar por la preparación de la cama será el paso inicial en tu tarea de organizar la casa. 

Antes de colocar nada y, aprovechando que la habitación está despejada, limpia la estancia para sentirte lo más cómodo posible. Preparada la cama, puedes comenzar a colocar tu ropa en los armarios. 

Segundo asalto a lo inservible

Las mudanzas son la mejor excusa para deshacerte de todo aquello que ya no usas. Lo ideal es haber sido muy selectivo durante el embalaje, pero, si quisiste dar una segunda oportunidad a algunas prendas y vuelves a preguntarte qué hacen ahí, es el momento de deshacerte de ellas para siempre. 

El orden del desembalaje

Seguramente pusieras en las cajas etiquetas o nombres acerca de los artículos que guardan en su interior. La decoración será siempre lo último que desembalemos, pues es lo menos necesario. 

Ten en cuenta las prioridades y todo aquello que necesitas sí o sí en tu rutina diaria: la ropa de cama, los artículos de aseo y el menaje de la cocina serán las primeras cajas que vaciaremos. Por otro lado, si llevas muebles contigo, móntalos antes de desembalar todo aquello que colocarás en ellos. 

Te ayudará mucho no ver excesivos objetos por medio de las habitaciones sin un lugar fijo donde colocarlos. Mantén tus objetos en las cajas hasta que vayas a ubicarlos en el lugar que les corresponden. 

Limpia al mismo tiempo

Abordar toda la limpieza de la casa el mismo día que llegas, puede resultar demasiado cansado y tediosos. Organízate y prioriza. 

Si, como hemos dicho, comienzas a ordenar por la habitación, ve limpiando superficies y armarios previamente a colocar tus prendas y objetos. Repite la misma operación en el resto de estancias. 

Por en orden la cocina

La cocina será la segunda habitación en importancia a la hora de cómo organizar la casa para una mudanza, todavía más si llevas contigo electrodomésticos que has de conectar, como la nevera. 

También es recomendable que localices un supermercado cercano y llenes tu despensa y frigorífico de lo más básico. No es necesario que, el mismo día que llegas a tu casa, hagas una gran compra, pero sí al menos sírvete de lo imprescindible para disfrutar de un buen desayuno de recompensa al día siguiente. 

Decoración y ocio

En orden de prioridades, te recomendamos dejar la decoración del hogar y el montaje de aparatos, como televisores, para el final. Seguro que estás deseando tumbarte en el sofá de tu nuevo comedor y relajarte viendo una película, pero no será lo más importante. 

Si bien es cierto que, si has traído fotografías contigo, decorar los estantes o las paredes con imágenes de tus seres queridos resulta muy reconfortante. En este sentido, láminas, cuadros o todo aquello que hable de ti, puede facilitar la llegada a tu nuevo hogar. Si tienes espacio habilitado para ello, no dudes en colocarlas, apenas te quitará tiempo y te aportará mucho emocionalmente. 

Tips finales

Las mudanzas no son fáciles, pero siempre podemos elegir cómo vivirlas. La llegada a tu nuevo hogar puede resultar una experiencia muy gratificante e inolvidable. Para ello, recuerda: 

  • Una limpieza antes de desempacar nada
  • Desembala primero lo esencial y por habitaciones
  • Establece prioridades: habitación, cocina, baño y resto de habitaciones
  • Haz tuyo el espacio. Rodéate de imágenes y fotografías de tus seres queridos.
  • Acompáñate de música. Desembalar y colocar tus objetos mientras suenan tus canciones favoritas hará que las horas pasen volando. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button